Libertad Digital
Política y Sociedad
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular

1

17 JUN. 2019

La solución para el transporte público, ¿emergencia o licitación?

El concejal Martín Bogado explicó por qué cree que la primera opción es la más viable. Esto es al contrario de lo que consideran en el Ejecutivo municipal. El 21 de junio se vence el precario contrato con el que funcionan las líneas urbanas.

Nota de Audio
Nota de audio: Completa
7'57"

Para poner en contexto se podría decir que hace sólo un mes las empresas que explotan las líneas presentaron un procedimiento preventivo de crisis en la Justicia. Que después de eso hubo varios paros. Que la UTA, el gremio de los choferes, reclama mejores salarios y también amenaza con paralizar el servicio.

Mientras tanto, faltan sólo días para que el contrato mediante el cual se explotan las líneas de transporte, caiga. ¿Qué pasará?

“Desde que asumimos en 2015 trabajamos para avanzar en un proceso de renovación total del servicio de pasajeros de Resistencia. Esto no se logró. Hace dos años se extendió la vida que tenía el contrato original que teníamos desde 2007. Ahora, el 30 de junio, eso vence”, explicó Bogado.

Y aseguró que existen tres opciones: que el servicio caiga totalmente, se firme una nueva emergencia (extensión del contrato actual) o llamar a una nueva licitación.

“En el medio tenemos una crisis que no permite avanzar con la nueva licitación, creemos nosotros”, dijo.

Recordó el retraso en la presentación del pliego para el llamado a licitación. “Todos esos pasos hoy no se pueden dar. Por eso yo soy uno de los concejales que firma el pedido de emergencia. No hay plazos y también estamos en plena emergencia”, consideró.

“En el pliego que envió el Ejecutivo para el nuevo llamado a licitación, se habla de la renovación del 80% de la flota de las empresas. En el medio de esta crisis, esto no se puede exigir. Las empresas no tienen cómo pagarlo y mucho menos pedir créditos”, afirmó.

Ahí están las dos posturas. El ejecutivo que quiere licitar el servicio, y un grupo de concejales que piden extender la emergencia por al menos un año más.

“Si extendemos la emergencia por dos años, empalmaríamos el fin de los contratos de colectivos urbanos e interurbanos. Sería bueno discutir junto todo el sistema, para que por ejemplo las líneas no compartan recorridos”, agregó.

“Las unidades no están en condiciones, no hay frecuencia, los choferes te tratan mal, hay piquetes todos los días y no se sabe por dónde pasan. Además la tarifa está fijada por el juez Julián Flores, algo que tampoco es normal. Por todo eso, creemos que el transporte está en emergencia”, finalizó.

En esta nota: #transporte

2