Libertad Digital
Política y Sociedad
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular

1

11 FEB. 2020

Mitos y verdades del dengue: lo que todos hacemos mal

Marina Stein, doctora en Biología e investigadora adjunta del CONICET en el Área de Entomología del Instituto de Medicina Regional de la UNNE, señaló una serie de cuestiones que pese a las décadas peleando contra la enfermedad todavía se siguen haciendo mal.

Nota de Audio
Nota de audio: Completa
20'41"

PARANOIA

Uno de los primeros consejos que dio la investigadora, es no alarmarse. “Con esta enfermedad transmitida por vectores no podemos saber cuántos casos van a haber en un momento epidémico. Es muy difícil predecirlo”, dijo.

Aunque aclaró que este tipo de epidemias se creía que se daba cada cinco años y ahora se cree que ocurren cada tres.

“Mosquito no es dengue. El mosquito no siempre está infectado, primero tiene que picar a una persona infectada y luego picar a una persona sana para poder transmitirlo”, detalló.

“Es verdad que tenemos que prevenirnos, pero no es verdad que todo mosquito que nos pique va a contagiarnos dengue. Ni siquiera el Aedes aegypti siempre está infectado, primero debe picar a alguien enfermo”, continuó.

COMBATIR TODO EL AÑO

Luego explicó que aunque se refuerzan los controles y las campañas en este año, el mosquito está presente todo el año. Tiene cuatro etapas antes de ser adulto, varias de ellas acuáticas.

Cuando hace frío generalmente son sólo huevos. “Ese es el momento donde más vulnerables están y donde más deberíamos generar medidas de prevención”, mencionó.

HORARIO EN QUE PICA

“La actividad de picadura es temprano a la mañana, a la siesta y un poco antes del atardecer. Eso está comprobando científicamente”, dijo.

Aunque aclaró que en uno de los últimos brotes grandes, científicos de Cuba dijeron que de manera nocturna la mosquito hembra también puede picar dentro de las casas, por la luz.

REPELENTES

“Lo de uso comercial son muy efectivos. Tanto los que nos colocamos en el cuerpo, como los que se enchufan en las casas”, dijo. Aunque aclaró que estos últimos no los matan, sólo los ahuyentan.

“Lo que más recomendamos, lo que tenemos que hacer es enfocarnos en las medidas de control y prevención en los criaderos. Hay que evitar la reproducción del mosquito. Es decir, que una hembra no pueda encontrar huevos en un recipiente con agua”, mencionó.

Cada mosquito hembra puede poner entre 300 y 500 huevos, de las cuales el 50% van a ser hembras.

CRIADEROS

“Generalmente la hembra de aedes busca recipientes a la sombra. Muy difícilmente lo va a ser en una pileta al sol, con cloro y productos”, aclaró.

También dijo que no es verdad que sólo se depositen en recipientes con agua limpia, aunque sí lo prefieren.

CAMPAÑAS DE PREVENCIÓN

“Las campañas evidentemente no son efectivas. Si pensamos que por recibir información vamos a cambiar los hábitos, estamos muy equivocados. Esto debe comenzar en la formación escolar. Debería ser como lavarse los dientes o lavarse las manos”, estimó.

En esta nota: #dengue

2

¿Qué opinas?

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.