Libertad Digital
Política y Sociedad
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular

1

05 DIC. 2020

El municipio analiza la factibilidad de un proyecto de disposición final de pilas en desuso

El intendente de Resistencia, Gustavo Martínez, visitó el centro de acopio de pilas en desuso que posee el Municipio en un depósito de la Dirección General de Talleres y, en ese contexto, recibió de parte de ingenieros un proyecto para darle a la capital chaqueña la posibilidad de un proceso de disposición final de esos materiales peligrosos.

Quién lo dijo: Programa

Libertad

Libertad

Esa iniciativa postergada históricamente en la ciudad de Resistencia y en toda la provincia fue analizada por el jefe comunal y dichos profesionales en ocasión de constatar el funcionamiento del predio donde desembocaron los bidones especiales de pilas recolectadas por la Fundación Expresarte en distintos puntos y desde el 2018 a la fecha, bajo la coordinación de la concejal Katia Blanc, quien también visitó las instalaciones ubicadas en calle Ushuaia, a metros del cruce con avenida Mac Lean.

Gracias al programa “Ponete las pilas”, esos desechos perfectamente sellados con bidones con químicos neutralizantes permanecerán acopiados en un galpón y, mientras tanto, el Municipio (a través del Ejecutivo y del Concejo) abordará con profesionales la factibilidad de un proyecto de disposición final de las pilas, las cuales serían encerradas en tubos de PVC con químicos que eviten efectos contaminantes para luego colocar esos tubos en pilotes de hormigón para la construcción de edificios.

JUNTOS PARA LOGRAR UN OBJETIVO CLAVE

Sobre esa iniciativa clave para mejorar el ambiente, la concejala Blanc, acompañada del subsecretario de Ambiente, Pablo Alegre, destacó el entusiasmo de los ingenieros Luis Ariel Pellegrino y Guillermo Pereyra Iglesias en ofrecer la propuesta para la disposición final de estos materiales peligrosos y explicó que el próximo paso es “poder construir y lograr un proceso técnico y legal” que derive en la concreción de ese objetivo con la aplicación de todas las reglamentaciones imprescindibles.

Sobre el desarrollo del programa “Ponete las Pilas”, Blanc expresó que la habilitación del depósito como centro de disposición transitorio de esas baterías representa “un avance importantísimo. Es dar un gran paso, porque la fundación acaba de hacer entrega de todos los puntos de acopio menores de pilas al Municipio, que hace el acopio mayor”. En ese sentido, agradeció a vecinos y vecinas por el acompañamiento y los instó a seguir juntando las pilas que no utilicen.

Pellegrino, director del CEGAE (Centro de Gestión Ambiental y Ecológica), unidad dependiente del Rectorado de la UNNE, explicó que el Club Rotary Resistencia trató la temática de la disposición final de las pilas con la alta casa de estudios y que luego analizaron otras experiencias y realizaron un proyecto de confinamiento (disposición final), medida que requiere el acompañamiento del Municipio para elevar las posibilidades de alcanzar esa meta.

El profesional detalló que el método estudiado consiste en poner las pilas dentro de tubos de PVC junto con químicos y confinarlos en los cimientos de los edificios a construir, en estructuras de pilotes de hormigón de 60 centímetros de diámetro, a 20 metros de profundidad para que allí sea la disposición final de estos residuos tan complejos. “El pilote quedará ahí toda la vida, sin riesgo de contaminación”, aclaró. Y para agregar, expresó que este proyecto hecho en la universidad es factible y que requiere de la certificación de los organismos competentes, como el INTI. “Si todos unimos fuerzas va a ser todo más fácil y más rápido para todos”, indicó.

Mientras que el ingeniero Pereyra Iglesias, en representación de Club Rotary Resistencia, relató que el proyecto nació en 2014, cuando desde la Fundación Ciudad Limpia les comentaron que no sabían qué hacer con las pilas en desuso recolectadas y que por ello el Rotary se contactó con el CEGAE para posteriormente estudiar la posible solución de meter las pilas en tubos de PVC y luego en pilotes de hormigón de edificios en construcción.

Así, dijo que el siguiente paso fue contactar al Concejo Municipal para presentar ese proyecto, dado que estaba en vigencia el programa “Ponete las Pilas”. “La gente desconoce la contaminación que generan las pilas”, enfatizó para después proponer la realización de campañas de alto impacto (similares a las actuales que figuran en paquetes de cigarrillos) para generar mayor conciencia.

En esta nota: #resistencia

2