Libertad Digital
Política y Sociedad
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular

1

26 MAR. 2019

El Impenetrable: denuncian nuevo caso de violencia contra una mujer indígena

El Centro Mandela hizo público hoy un caso que se produjo días atrás en Sauzalito. Una joven wichí habría sido golpeada y posiblemente abusada.

Quién lo dijo: Programa

Libertad

Libertad

A las 6.30 del pasado 23 de marzo, la policía encontró abandonada a la joven wichí Yohana L. Fue golpeada, estaba desvanecida y con signos de posible abuso sexual. La encontraron en la cancha de fútbol del Club Barrio Unidos.

La joven fue trasladada al hospital local. En comunicación con el Centro Mandela el personal de la guardia del hospital local confirmó que la joven ingresó a las 7 horas de la mañana.

Yohana L. ingresó al hospital de Sauzalito con un severo cuadro de otorragia, con sangrado de oídos, producto de la violencia ejercida por el agresor o los agresores. Le aplicaron una o más fuertes trompadas en zona vital, que generalmente provoca riesgo de vida a la víctima.

Informaron que fue difícil determinar el grado de consciencia de la paciente debido a las graves lesiones que presentaba en rostro y cabeza. Dispusieron su “internación, revisación y derivación para realizar tomografía computada en Castelli”.

Yohana L. permaneció desde las 7 de la mañana hasta el mediodía en el hospital de Sauzalito sin que se pudieran realizar estudios de laboratorio porque el Establecimiento no cuenta con un bioquímico.

Alrededor de las 10 horas convocaron a un interlocutor, enfermero indígena. Yohana relató que habían intentado abusar de ella. Se resolvió su derivación al hospital General Guemes de J.J. Castelli por los golpes recibidos, por la gravedad de las lesiones que presentaba y para determinar si efectivamente fue abusada.

Se hicieron todos los trámites de rutina y pidieron a la madre de la víctima, Romilda Lorenzo, que realizara la denuncia correspondiente ante el Juzgado Multifuero de Misión Nueva Pompeya.

Ya en el hospital de Castelli la joven fue examinada en la guardia. Permaneció internada en sala común para realizársele exámenes complementarios y establecer un diagnóstico integral, que comprende la intervención de médicos forenses para corroborar si Yohana fue víctima de abuso sexual.

La policía detuvo como sospechoso del hecho a un joven criollo al que se vincula con un importante dirigente político de la localidad, que es funcionario y que cuenta con un fuerte apoyo del sector más retrógrado de su estructura partidaria.

El caso fue inicialmente divulgado por la Guardia Comunitaria Whasek, que pide a las autoridades que investiguen y detengan los femicidios, los ataques violentos a mujeres indígenas, el narcotráfico, la comercialización y consumo de drogas, que terminó por someter a jóvenes indígenas.

Denuncian también la persecución mediática que vienen sufriendo, recordando que la Guardia se organizó para colaborar en la solución de estos casos de abuso, entre otros problemas graves que se repiten en la región, como el narcotráfico y la explotación forestal ilegal.

Con el comunicado de la Guardia se divulgaron fotos de Yohana hospitalizada y con graves golpes en la cabeza y ojos, además de un video de su madre, Romina, que rogó: “Estoy pidiendo a Dios para que se recupere pronto mi hija porque le golpearon feo. Abusaron muy feo de ella. Le golpearon todos los ojos. Hace dos días que estamos acá en el hospital de Castelli. Simplemente pido que se haga justicia por mi hija y que no se vuelva a repetir. No solamente con ella, sino con otras chicas que les pase eso. No le deseo a nadie que le pase eso. Pido ayuda a las autoridades. Pido a la justicia que se resuelva todo esto, por mi hija (a la) que casi le sacan los ojos. Está toda golpeada la cabeza”.

Fuente: Centro Mandela

2