Conocé "El ojo de Sauron", la curiosa torre que abastece de energía eléctrica a una zona de Israel
Política y Sociedad
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular
19 OCT. 2022

Conocé "El ojo de Sauron", la curiosa torre que abastece de energía eléctrica a una zona de Israel

Mide más de 200 metros y parece sacada de una película de ciencia ficción. La describen como "un segundo sol".

Quién lo dijo: Programa

Libertad

Libertad

De vez en cuando -y ahora mucho más con el auge de la serie de El señor de los anillos- vale recordar que en Israel existe “El ojo de Sauron”, una enorme torre solar que deslumbra a quien la ve.

A muchos kilómetros de distancia se puede divisar la Central Térmica Solar Ashalim. Está en el desierto de Negev. Según un artículo reciente del New York Times sobre ella, hay quienes la pueden ver desde el espacio.

Es una torre de 240 metros de alto que en su pico cuenta con un tanque cegador que no tiene nada que envidiarle a los aparatos tecnológicos que aparecen en las películas o novelas de ciencia ficción.

“Es el ojo de Sauron”, “Es como un sol, un segundo sol”, “Un faro sin mar”, “Absolutamente inquietante”. Así describen los pocos habitantes de Ashalim a esta central que para muchos es una obra maestra de la ingeniería y, para otros tantos, un gasto de dinero desfachatado.

¿Cómo funciona?
La torre utiliza desde 2019 la energía solar para abastecer de electricidad a decenas de miles de hogares.

Está inactiva durante la noche. Funciona de día. La luz del sol se refleja en los más de 50 mil espejos colocados en la duna que la rodea y se concentra en la caldera de agua que hay en la torreta.

La luz calienta el agua a 1000 grados fahrenheit, convirtiéndola en vapor, en lo que se conoce como proceso de energía solar térmica. Una vez ocurrido esto, el vapor se canaliza hasta el nivel del suelo y hace girar las turbinas para crear electricidad.

El año en que la terminaron, la torre era la más alta del mundo de su estilo. Recientemente, fue superada por una construida en los Emiratos Árabes Unidos, que mide apenas unos pocos metros más.

Un proyecto costoso
Una de las mayores críticas al proyecto tiene que ver con si valió o no la pena tanto gasto en relación a los beneficios que ofrece.

El discurso popular más amplio sostiene que la electricidad de la torre resultó ser mucho más costosa que la creada por otras formas de tecnología de energía solar.

Para llevarla adelante, se gastaron varios millones de dólares en infraestructura en Ashalim. El dinero provino de Megalim Solar Power, el consorcio multinacional que la construyó y actualmente la opera.

En esta nota: #redessociales

¿Qué opinas?

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.