Libertad Digital
Política y Sociedad
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular

1

21 JUL. 2020

"En la organización y el trabajo hay mucho compromiso", resaltó la ministra de Salud

El lunes el programa recorrió la zona Sur de Resistencia, visitó 3.000 casas y detectó 10 casos sospechosos de COVID-19. Más de 1.500 voluntarios de iglesias evangélicas colaboran con los agentes sanitarios de salud. Mañana el trazado abarcará barrios de Fontana.

Quién lo dijo: Programa

Libertad

Libertad

En el transcurso de esta semana, el Ministerio de Salud Pública del Chaco, en coordinación con voluntarios de iglesias evangélicas chaqueñas y de los municipios del área Metropolitana, implementa el programa Cristianos a Ayudar, una recorrida casa por casa por los barrios del Gran Resistencia con el objetivo de identificar personas compatibles con síntomas de COVID-19, casos sospechosos o positivos.

El programa recorrió este lunes algunos barrios de la zona Sur de Resistencia, donde se visitaron 3.000 hogares y se detectaron 10 casos sospechosos. Hoy el trazado continúa por la zona Sur resistenciana, en tanto que mañana será el turno de las calles de Fontana.

La ministra de Salud, Paola Benítez, acompañó a los agentes sanitarios y a los voluntarios de las iglesias durante el recorrido diario del martes en el barrio Villa Facundo, en tanto que en la noche del lunes asistió a una reunión operativa en el despacho de la intendenta de Fontana, Patricia Rodas, para organizar la visita del miércoles por esa zona del área metropolitana del Gran Resistencia.

“Ayer visitamos Fontana, estamos trabajando de manera mancomunada con un nuevo programa, Cristianos a Ayudar, con un grupo de voluntarios de diferentes iglesias evangélicas de toda la provincia, en este momento en el área del Gran Resistencia”, relató Benítez. “Nos han traído esta propuesta, generando un pacto de alianza para un trabajo coordinado con el Ministerio de Salud y diferentes intendencias, para salir con un voluntariado e identificar casos sospechosos de COVID-19, con la ventaja de poder identificarlos a tiempo, darles la asistencia necesaria y obviamente el seguimiento que estos casos ameritan, evitando el riesgo de contagio en otras personas”, destacó la titular de la cartera sanitaria.

Más de 1.500 voluntarios se sumaron al programa Cristianos a Ayudar, para colaborar como refuerzo de la labor en terreno que realizan los agentes sanitarios. “Este trabajo arduo permite identificar a la mayoría de casos posibles antes del 25 de julio cuando comenzará la primera etapa de la nueva normalidad”, remarcó la ministra.

En ese sentido resaltó el compromiso en el trabajo para superar la emergencia sanitaria. “En la organización como en el trabajo organizado de las iglesias cristianas y la intendencia, como por ejemplo en Fontana, hay mucho compromiso, mucho amor a nuestra gente, estamos poniendo mucho esfuerzo para salir adelante en esta situación que nos atraviesa a todos”, subrayó.

La labor de los voluntarios consiste en realizar entrevistas casa por casa e ir identificando de esta manera a los posibles sospechosos y a las personas que presenten síntomas compatibles con el COVID-19. “Estos voluntarios, articulan con los agentes del Ministerio de Salud, donde profesionales realizan hisopados el mismo día de la detección, que se procesan para tener esos resultados en 24 horas”, expresó Benítez.

Además de identificar y hacer esta labor en terreno, se realizará el seguimiento de personas confirmadas y de contactos estrechos. “Esto contribuirá para tener más resultados lo antes posible y a cuidar a toda la población”, recalcó.

En esta nota: #coronavirus

2