Libertad Digital
Servicios
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular

1

27 AGO. 2019

Tormenta de Santa Rosa: de la leyenda a la realidad científica

Estamos finalizando agosto y de cara a la Primavera, es común oír la expresión “Llega la tormenta de Santa Rosa”, pero ¿qué hay detrás de este dicho popular?

Nota de Audio
Nota de audio: Completa
2'02"

Santa Rosa de Lima es una de las festividades más importantes del Perú y de América; la historia se remonta al 30 de Agosto de 1615, en Perú, donde Isabel Flores de Oliva, apodada rosa por su belleza, intervino con plegarias para evitar la invasión de holandeses, pidiendo que sobreviniera una gran tormenta y así evitar dicho desembarco.

De allí entonces que todos los finales de agosto la creencia popular atribuye ciertos fenómenos meteorológicos a este suceso, pero lo cierto es que no siempre la “tormenta” se da exactamente en esta fecha, a veces puede anticiparse cinco días o bien, manifestarse posteriormente. Lejos de tratarse de intervenciones místicas, hay una explicación en la cual podemos apoyarnos para entender por qué suceden una serie de factores que conllevan a un desmejoramiento del tiempo en esta fecha, y que en ocasiones, puede coincidir con una tormenta.

Nuestra zona, está sometida a movimientos estacionales del sistema circulatorio regional, durante el invierno toman más protagonismos las irrupciones de aire frío de origen polar, mientras que en el verano, las masas de aire tropicales se vuelven protagonistas.

Durante el inicio de la primavera, las primeras señales se materializan en un incremento en las temperaturas y aporte de humedad, sumado a esto, el desplazamiento y encuentro de masas de aires de diferentes características, propicia condiciones favorables para el desarrollo de tormentas, situaciones que no se dan sólo en este día. Los cambios de tiempo con fenómenos más significativos, son más recurrentes en la primavera y el verano principalmente, pero también pueden suceder en cualquier momento del año, y solo basta que se den las condiciones necesarias.

"Desde el punto de vista científico es sólo un mito. Se realizan estimativos sobre tormentas que se producen 5 días antes o 5 días después del 30 de agosto, ya que estamos en un momento de transición del invierno a la primavera, donde se desarrollan condiciones más propicias para que se den tormentas de cierta magnitud", explicó Romero.

Por lo que finalmente podemos decir que la tormenta de Santa Rosa se trata de un mito popular. Los datos científicos demuestran que por lo mencionado, es probable que días antes o después a la fecha, en nuestro país y en nuestra provincia, existan condiciones favorables para producir cambios de tiempos con fenómenos significativos.

En esta nota: #santarosa #tormenta

2