Libertad Digital
Política y Sociedad
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular

1

09 OCT. 2019

Dengue: salud trabaja en operativos de prevención y eliminación de criaderos y cacharros

Antonieta Cayré, directora del área de Epidemiología del Ministerio de Salud del Chaco, habló sobre las medidas que se deben tomar en los hogares para prevenir los criaderos del mosquito y recordó cuáles son los síntomas de la enfermedad.

Nota de Audio
Nota de audio: Completa
12'02"

"El dengue produce una enfermedad cíclica. Cada 4 años se da un rebrote o un aumento de los casos. El último fue en el año 2016", aclaró.

"Debemos tener en cuenta la situación de Brasil, que en lo que va del año tiene más de 1 millón de casos. Muchas personas viajan desde acá hacia Brasil o Paraguay, por lo que hay que tener en cuenta que cuando uno vuelve de un lugar donde circular el dengue y comienza con síntomas, hay que acudir al médico. Es importante ponerse repelente y no automedicarse. Si se confirma, hay que aislarse en casa, utilizar tela metálica y repelente para evitar contagiar a los demás", explicó.

Síntomas: fiebre alta, dolor muscular, de cabeza, detrás de los ojos y puede estar acompañado de vómitos o dolor abdominal.

"Las mejores acciones que podemos hacer en este período interepidémico es eliminar criaderos y cacharros. En los operativos de salud, indicamos a los dueños de los hogares cuáles son los posibles focos de mosquitos para que los eliminen y así no se multipliquen", aseguró.

"Los municipios intervienen cuando hay cacharros o desperdicios de grandes volúmenes, para sacarlo con camiones en barrios y cementerios", señaló.

"La comunidad debe estar alerta, no con miedo. Es nuestra responsabilidad limpiar las casas y eliminar los criaderos", afirmó.

Cayré recordó que el mosquito pica por la mañana temprano o a la tarde, aprovecha los momentos más frescos del día, vuela bajo y está en lugares oscuros de la casa o en agua limpia pero estancada.

Todos los recipientes que contienen agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores. Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados), por lo que deben ser eliminados. Si no pueden ser descartados porque se usan de modo frecuente debe evitarse que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos frecuentemente (portamacetas, bebederos).

La aplicación de insecticidas es una medida destinada a eliminar a los mosquitos adultos pero no a los huevos y a las larvas. Su implementación debe ser evaluada por las autoridades sanitarias ya que solo se recomienda en momentos de emergencia, y siempre debe ser acompañada por la eliminación de todos los recipientes que acumulan agua en las casas y espacios públicos.

En esta nota: #dengue

2