Libertad Digital
Política y Sociedad
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular

1

02 OCT. 2020

EL municipio constató denuncias por criaderos ilegales en la zona norte

En cercanías del rio Tragadero, la Ciudad de Resistencia concretó una inspección y notificó a vecinos por mantener criaderos clandestinos, realizar matanzas de animales de origen porcino y generar residuos orgánicos próximos a los hogares que producían mal olor y afectaban al ambiente.

Quién lo dijo: Programa

Libertad

Libertad

Las ordenanzas vigentes prohíben la crianza de animales de granja y la generación de residuos orgánicos y putrefactos cerca de viviendas.

Se hicieron presentes en el lugar de los hechos empleados municipales de la Subsecretaria de Ambiente, la Dirección de Inspección General, la Dirección de Bromatología dependiente de la Dirección General de Higiene y Control Bromatológico y la Guardia Comunitaria.

El subsecretario de Ambiente comunal, Pablo Alegre, sostuvo que “junto a las áreas competentes se desarrolló una verificación de diferentes actividades por denuncias de vecinos, donde se afirmaba que diversas familias trabajaban con animales”, y agregó que “la idea es acompañar y ordenar junto a ellos las acciones que se llevan a cabo”.

En una misma línea, aclaró que “en caso de que no se cumpla con el procedimiento establecido o haya una reticencia, se evaluará que tipo de disposiciones aplicar, siempre tomando como base las ordenanzas vigentes”.

Asimismo, explicó que “al trabajar con animales se producen diferentes tipos de residuos, algunos muy peligrosos como los patológicos, y por eso estas actividades tienen que estar reguladas de alguna manera para que la convivencia entre vecinos sea pacífica”.

La directora de Bromatología de la Municipalidad, Georgina Schmid, detalló que “se pudo detectar que recientemente no hubo actividad de faena, pero de todas maneras se procedió a efectuar las notificaciones de las ordenanzas vigentes”.

De igual manera, señaló que “es esencial que se respeten las reglas básicas de convivencia porque vivimos en sociedad, y la actividad que uno realiza tiene incidencia en la vida de los vecinos”.

Finalmente, destacó que “el Municipio está trabajando para solucionar la problemática de manera conjunta, sin perjudicar a nadie”, y amplió diciendo que “el objetivo es que las personas puedan realizar sus actividades cerca de la formalidad sin dañar o interferir en la vida cotidiana de los demás vecinos”.

En esta nota: #ambiente #resistencia

2