Libertad Digital
Política y Sociedad
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular

1

28 MAY. 2020

Líneas rojas y azules en el ingreso al Perrando: su significado

Daniel Pascual, codirector de la institución, dio detalles de las líneas trazadas para guiar a los que se acercan en tiempos de pandemia.

Quién lo dijo: Programa

Libertad

Libertad

Quien en algún momento, desde el lunes 25 de mayo, haya cruzado por el ingreso al Hospital Perrando por avenida 9 de Julio notará que se pintaron dos líneas de diferentes colores -azul y roja- que se dirigen a distintos lugares. El codirector del hospital, Daniel Pascual, explicó en diálogo con la Agencia FOCO qué significan.

"Se trata de dos líneas directrices. En el ingreso al hospital por avenida 9 de Julio, el paciente que desea ser atendido en la guardia tendrá dos caminos, y dependerá de si tiene síntomas de COVID-19 o si no lo tiene", comentó.

Según informó el Ministerio de Salud de forma oficial la línea roja hay que recorrerla si la consulta es realizada por una persona que tiene síntomas de COVID-19 (fiebre, tos, dolor de garganta, pérdida del gusto y del olfato). Va por fuera del hospital, lo rodea hasta llegar a otro ingreso por avenida Nicolás Rojas Acosta, que la llevará al consultorio de febriles, y de donde se revisará cada caso.

Si la consulta es por cualquier otra patología o el paciente necesita atención en la guardia, debe seguir la línea azul, llegando al consultorio de triage donde le realizarán unas breves preguntas para determinar la urgencia. Del triage resulta la gravedad y la urgencia de la consulta: atención inmediata; con espera de no más de 15 minutos; con espera de no más de 30 minutos; con espera de no más de dos horas; y la más leve con espera de no más de cuatro horas.

"El paciente entra, se encuentra con un sector de orientación (funciona las 24 horas) que le toma temperatura y le hace un cuestionario. Si es un paciente febril que puede moverse por sus propios medios sigue linea roja al consultorio de febriles", dijo Pascual.

Dependiendo del grado de afectación, se le practica un hisopado y es internado o enviado a su hogar, previo contacto con el 0800-444-0829. Si requiere internación, hay una línea roja que continúa hacia el Hospital Modular que aún no está habilitado. "Estamos esperando que lleguen los elementos", aseguró el codirector.

También hay otra línea roja que dirige a la Pastilla 6 del hospital, donde se internan en este momento a pacientes con COVID-19. Todo ello, aún sin saber si el hisopado dio positivo, pero con un paciente con afección respiratoria y fiebre. Con el dibujo de las líneas "se busca que una parte del hospital quede lo más limpia y libre que sea posible del virus". Las demás especialidades del hospital siguen funcionando llamando y pidiendo un turno.

El Hospital Modular espera el equipamiento

La Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) confirmó a principios de abril el acompañamiento para la instalación de once hospitales modulares y el equipamiento necesario para su funcionamiento en todo el país, de los cuales uno se construirá en Resistencia dentro del Hospital Perrando. La obra civil está terminada, ya que se espera que las Naciones Unidas cumplan con el envío del equipamiento que falta. Según Pascual, se aguarda por la llegada de amoblamiento, camas y respiradores.

La Pastilla 6, habilitada

Además, el codirector recordó que la Pastilla 6 del Perrando está habilitada hace más de un mes tras las refacciones. Cuenta con 54 camas y 37 respiradores.

Anteriormente, la humedad que generaba el agua que caía de los aires acondicionados por techo y paredes provocaban moho, "y moho y salud no son compatibles, por lo que (entre otros trabajos) se cambiaron de lugar los motores de los aires acondicionados".

Fuente FOCO

En esta nota: #coronavirus

2