Libertad Digital
Política y Sociedad
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular

1

16 OCT. 2019

Aterrador relato: "Fui al súper chino y casi me matan"

Gerardo Acota, vecino de Resistencia, denunció que fue brutalmente agredido en el supermercado que está entre las calles 3 y 4, en avenida Rivadavia 1300. Según dijo, le pegaron porque no tenía efectivo y quería pagar con su tarjeta de débito. El lugar ya tuvo otras denuncias públicas por agresiones, una de ellas incluso había sido viral.

Nota de Audio
Nota de audio: Completa
23'50"

Quién lo dijo: Programa

Tachangou

Tachangou

El primer caso conocido fue filmado por cámara del canal Chaco TV y se viralizó. Una mujer que atendía el lugar intentó agredir físicamente a un camarógrafo por filmar el lugar desde la vereda.

Según Acosta, hay otros casos que llegaron a sus oídos pero nadie denunció, como él sí lo hizo.

"Con esta gente, le puede pasar a cualquiera", advirtió y contó "la violencia que tiene contra su clientes cuando uno hace algún tipo de un reclamo".

LA GOLPIZA

"En mi caso, compré mercadería por cerca de mil pesos, y a la hora de pagar con tarjeta de débito no me la quieren recibir. Es algo que está amparado por la Ley, te deben aceptar una compra tanto en efectivo como en tarjeta de débito y de crédito. La razón, era que no. Yo exigí mi derecho y comenzó el conflicto", resaltó.

"Él estaba desparramado en su silla, en una posición gestual agresiva y desagradable. Entonces le digo que no voy a comprar, que me voy y que no voy a comprar nunca más. Cuando me estoy yendo, otro chino, más grande y que se llama Kevin, me mete una trompada en la nuca sin mediar palabra. Esto fue el día 16 de septiembre, era lunes y eran las 21.30, el 16 de septiembre", contó.

Luego, según dice, lo siguieron golpeando otros empleados. "Eran 10 personas aproximadamente entre los chinos, dos guardias que tienen que son matones y hasta el carnicero salió a pegarme. Yo estaba tirado en el piso y me pegaron una patada y vi una bota blanca", afirmó.

"Yo estaba con mi hijo, que tiene 19 años, trataba de defenderme y también le pegaban. Él recién había sido operado y tenía una placa y clavos en un brazo. Él se daba vuelta y trataba de eludir las agresiones. Yo contra cinco tipos no tenía ninguna posibilidad de defenderme", siguió.

Contó que había muchos testigos. Una mujer le devolvió dinero que se le cayó y otro hombre le devolvió el reloj que se le había roto en medio de la pelea.

"Casi me matan. Esto fue un intento de asesinato, pero la policía toman la denuncia y tan poco gentilmente que mi caso era de 'lesiones recíproca por riña'. El policía cuando le digo que eso estaba mal, me pregunta si era abogado", lamentó.

CONSECUENCIAS Y FALTA DE ACCIÓN JUDICIAL

"A mí me fracturaron el tabique nasal con desplazamiento. No me fracturaron ninguna costilla, pero me hice radiografías y tenía golpes por todos lados. Ahora, todavía cuando toso me duele el costado", resaltó.

“Esta sensación de pánico yo no la tenía y ahora la tengo”, dijo y contó que hace dos meses que no va a trabajar.

Además contó que otras personas le contaron agresiones en el mismo supermercado.

“Es atemorizante. Porque no sólo estoy denunciando a estas personas chinas, sino también al mal proceder de la Comisaría Segunda”, indicó.

Afirmó que aunque la denuncia fue hace un mes, y pese a haber puesto un abogado y realizado la denuncia, “no pasó nada”.

“Si yo busco diez amigos y nos vamos a tomar revancha, terminamos todos presos”, diferenció.

También denunció que el jefe del operativo saludó con mucha cercanía al dueño del supermercado y a él lo destrabaron.

“Algún juez, algún fiscal tiene que hacer algo. No puede ser que no haya visto lo que pasó, si un juez o un fiscal no toma parte, la sociedad está para atrás”, concluyó.

Para finalizar, dijo que generalmente compra en otro supermercado chino, donde “los que atienden son muy agradables y no hay ningún problema”.

En esta nota: #denuncia

2