Libertad Digital
Política y Sociedad
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular

1

13 JUN. 2018

A siete años de su muerte, siguen intentando demostrar que Mártires López fue asesinado

La versión oficial sostiene que tuvo un accidente. En cambio, hay demasiadas cosas que no cierran. Rodolfo Schwartz, de la Corriente Clasista Combativa (CCC) y Partido del Trabajo y el Pueblo, contó detalles del caso de quien fuera el dirigente indigenista más respetado del país.

Nota de Audio
Nota de audio: Resumen
1'35"
Nota de audio: Completa
13'57"

Quién lo dijo: Programas

Tachangou

Tachangou

“Este jueves se cumplen siete años de su fallecimiento. Él estaba transitando por General San Martín en moto, un día domingo, cuando murió. Lo que se sabe es que en un cruce se roza con una motocicleta Dac, conducida por un policía y cae”, contó.

La causa fue tomada por el fiscal José Sorabella, quien la cerró un mes después como "accidente". A partir de una fuerte lucha social que plantearon los partidos de izquierda, además de los movimientos indigenistas a los que representaba López, se logró reabrirla.

Sorabella volvió a cerrarla. Esta vez se luchó por reabrirla y también para correr al fiscal. Se logró.

“Tenía hundimiento y un bache en el cráneo. Pero además surgieron muchas dudas: tenía hundimiento de cráneo, pero no tenía raspones en la cara que demuestren la caída. La moto debía estar raspada y estaba intacta. Pero además, tenía sangre en el tanque, que fue limpiado por la policía pero no de forma correcta”.

En un accidente como el del relato oficial, el cuerpo debía ser despedido y la moto no podría tener sangre. “Creemos que lo golpearon ferozmente y que él consiguió subir a la moto e intentar llegar al hospital”, consideró Schwartz.

“No hubo pericias, sólo de la policía y del juzgado, deficientes, pero además diferencias entre ellas. No hay fotos ni reservas gráficas del supuesto accidente”, planteó Schwartz.

También recordó que ese domingo Mártires “había tenido visitas en su casa”. “Fueron visitas no habituales. Se alejó de la casa para hablar. Luego volvió a su casa y se despidió de cada uno de sus hijos, les dio consejos sobre qué hacer con su futuro y con su vida. Se despidió”, aseguró.

“Una de las cosas que se plantea en la causa es que se haga una reconstrucción tomando en cuenta lo que nosotros planteamos. El impacto en la cabeza de Mártires es de arriba hacia abajo, que hundió el cráneo del lado izquierdo, además de hundimiento generó un bache de cráneo”, describió.

“Nuestra hipótesis es que fue golpeado a las afuera de la ciudad. Tenía barro y raspones que indican que corrió por pasto seco, porque si uno camina no se lastima así, porque tiene cuidado. Pero además el propio relato oficial habla de un accidente a 25 kilómetros por hora, no pudo haber tenido semejante hundimiento de cráneo a esa velocidad”, planteó.

“No sabemos quién mató a Mártires, pero creemos que tiene que ver con la feroz disputa que existe de intereses económicos locales y extranjeros y de varias mafias en los terrenos que son de los pueblos aborígenes y que él defendía”, concluyó.

INTENTARON EXHUMARLO EN EL PATIO DE SU CASA

“Tras mucho pelear, logramos que exhumen su cuerpo. Querían hacerlo abajo del algarrobo donde está sepultado, en una mesa y un círculo con lonas. Hay fotos. Hasta pidieron una carretilla de la ladrillería de los hijos para poner el féretro y también les pidieron sábanas para poner encima de la mesa”, se indignó Schwartz.

“Logramos frenarlo. Impedimos eso. Un año después se hizo la exhumación donde corresponde y al cuerpo le realizaron 89 radiografías, algo que en esas condiciones iniciales era imposible. Además de una falta de respeto a la dignidad de la familia”, afirmó.

EN BUSCA DE LA VERDAD

“Prometimos frente a su tumba que no íbamos a abandonar la lucha por la verdad. Es muy difícil encontrar abogados que se animen. Muchos han claudicado en el proceso. Lo mismo con los fiscales. Sería importante cualquier dato, hemos visitado a algunas personas que podrían haber visto algo, pero se niegan incluso a sentarse a conversar. Hay mucho miedo”, lamentó Schwartz.

El dirigente de izquierda espera que en el marco de la causa se haga un desarrollo de la mecánica de lo que dice el cuerpo de Mártires y la moto, para evaluar la hipótesis 1 (que es la oficial) y la 2 (la del asesinato).

“Mártires López hizo poner de pie con dignidad a todo un pueblo, con marchas de 1.500 personas caminando cientos de kilómetros, o acampadas de 25 días, todo para que sus hermanos puedan volver a sembrar y trabajar la tierra”, concluyó Schwartz.

En esta nota: #mártireslópez

2