Cassettería Carlos Gardel: casi medio siglo de vivir la música como ícono de Resistencia
Cultura
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular
24 AGO. 2021

Cassettería Carlos Gardel: casi medio siglo de vivir la música como ícono de Resistencia

El propietario de la Cassettería Carlos Gardel, Osvaldo Pérez, contó a Club Social cómo surgió y se mantiene este icónico comercio de Resistencia luego de varias décadas de instalarse como emprendimiento familiar.

Nota de Audio
Nota de audio: Completa
12'46"

Quién lo dijo: Programa

Club Social

Club Social

El 12 de 1973 se instalaba en Resistencia uno de los locales con a casi 49 años continúa siendo un punto de referencia cultural para los amantes de la música: nacía Cassettería Carlos Gardel.

En su nombre mismo se dibujan dos elementos que hacen referencia a un formato de antaño y a un artista que sigue siendo un faro de la argentinidad a nivel mundial. Ambas cosas parecieran trancar a este local que, en la voz de Osvaldo Pérez, su propietario, "vive un reinventarse continuo".

Ubicada en Av. Alberdi al 144, a pasitos de la Plaza 25 de Mayo, y encabezando la galería que por muchos años sería el punto de encuentro para distintos rubros comerciales y donde adolescentes, jóvenes y no tan jóvenes podían y pueden acceder a un gran número de material discográfico de diversos géneros, hoy resiste mimetizándose con la evolución tecnológica y amalgamando viejos formatos que hoy revisten un carácter de "vintage" para coleccionistas.

"Arrancamos vendiendo LP (Long Play o discos de vinilo), cassetes (cintas magnéticas) y magazines (cassetes más grandes de ocho pistas)", comenta Osvaldo, quien entre risas reconoce el tiempo que ha pasado observando que "solo los más grandes lo recordarán".

Estos tres formatos se podían reproducir en distintos artefactos, lo que con el avance tecnológico devino en los discos compactos y otros elementos de archivo musical.

"En este momento yo le diría a la gente que ponga a tiro los tocadiscos porque volvieron los LP", bromeó especificando que actualmente estos discos de vinilo, a pesar de ser más caros, mantienen un nicho de demanda.

Osvaldo señala que el formato físico, con el regreso del vinilo, "es como dar una vuelta de página y empezar de nuevo". No obstante, aún mantiene un stock limitado de cassetes ya que con el correr del tiempo dejaron de producirse y disminuyó la demanda.

A lo largo de la historia de La Cassetería Carlos Gardel, el boom de los diversos artistas fueron dejando sus huellas a medida que el éxito los envolvía. Tal es el caso de Marisela, una cantante mexicana radicada en EEUU, quien visitó este local y firmó autógrafos repuntando las ventas.

Osvaldo también contó con la visita de Richard Clayderman, reconocidísimo pianista francés que le entregó un reconocimiento por la mayor venta en la región, o incluso José Vélez, un cantautor español que interpretaba baladas y pop latino.

Más allá de ser un comercio que tiene grabada en su historia el mismo sello que signó a Resistencia, La Cassetería Carlos Gardel mantiene la impronta de la familia Pérez y el amor por la música. "Siempre me gustó el barullo, la música me encanta y puedo decir que estoy en lo que me gusta", afirma Osvaldo.

El fenómeno de Rodrigo

Con un tironeo en la voz donde refleja su contradicción, Osvaldo cuenta que el fallecimiento de Rodrigo Bueno, cantante de cuarteto que fuera famoso uniendo la última década del Siglo XX con el inicio del XXI, generó un impacto tal en el público que hasta hacían fila para conseguir algún material del astro cordobés.

"No me gustó lo que le pasó a él, pero fue un empujón que me hizo vender mucho. Éramos los únicos que teníamos en Resistencia su material y la gente hacía cola para comprar. Nos ayudó muchísimo y fue lamentable, son cosas que en la vida siempre puede pasar", indicó.

La pandemia y sus desafíos

Osvaldo Pérez remarca que la pandemia lo orilló a mantener los protocolos sanitarios reduciendo la cantidad de personas que pueden visitar su local y expresó -con un dejo de nostalgia tal vez- que "el día más feliz de mi vida será cuando termine la pandemia y volvamos a recibir a los amantes de la música".

En sus palabras demuestra un interés férreo para que la comunidad pueda superarse y lograr encontrar aquello que le permita cumplir con sus sueños: "Quiero que la gente pueda volver ha hacer lo que les gusta".

Pérez señaló que la situación en el rubro se ha tornado difícil y esto se evidencia en los locales cerrados de la Galería Alberdi. "Me duele que haya gente que quedó sin trabajo y esta pandemia fue para mal y para todo el mundo. Pero siempre dije que hay que prepararse para este tipo de situaciones. Hay que pensar en la gente que te rodea y sus familias", subrayó.

La cassetería cuenta con un segundo local donde se ofrece una amplia gama de instrumentos musicales y productos afines al rubro.

"Le recomiendo a la gente que no tire los discos", dijo Pérez, a modo de enseñanza de alguien que vivió de la música y comparte aún con los resistencianos su amor por la Ciudad, sus calles y su hostoria.

En esta nota: #historiasdevida

¿Qué opinas?

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.