Libertad Digital
Política y Sociedad
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular

1

07 JUN. 2019

La muerte del padre de Graciela Alfano en Resistencia, ¿asesinato o suicidio?

Un misterio de 50 años que vuelve a los medios luego de una participación de la actriz en el programa de Mirtha Legrand. Vidal Mario, periodista y archivista, contó detalles de lo que ocurrió con la familia Alfano hace cinco décadas en la casona de la calle 9 de Julio, frente al Regimiento.

Nota de Audio
Nota de audio: Completa
24'12"

Quién lo dijo: Programa

Tachangou

Tachangou

"Es la primera vez que lo cuento", confesó Alfano antes de contar su versión de la historia. “El final de mi padre fue con un tiro en la cabeza", disparó.

Según su testimonio, en un principio le dijeron que el desenlace fatal, ocurrido el 14 de mayo de 1965, fue un suicidio. Sin embargo, unos días después les dijeron a Alfano -que tenía 12 años en aquel momento- y a su madre, Matilde Cassanova, que el calibre de la bala que había matado al hombre no coincidía con el de la escopeta que él tenía en su casa.

“Habían dicho que era un suicidio. Pero fue un asesinato. Fuimos a buscar el cadáver y no recuerdo quién del juzgado le dijo a mi mamá: 'Señora, usted tiene una hija. Por favor, olvídese de esto y llévese a su marido muerto'”, agregó.

Esta versión de asesinato es muy diferente a la que Vidal pudo reconstruir revisando los archivos de la Justicia local.

LA VERSIÓN DE LA DEPRESIÓN Y EL SUICIDIO

"El se llamaba Carmelo Alfano. El suicidio de él fue un domingo de elecciones del 14 de marzo de 1965. Era ingeniero y trabajaba en empresas constructoras, tenía un buen pasar económico y sufría de un desorden mental crónico, endógeno y con otras características", afirmó.

"Era un profundo cuadro depresivo, desde hacía un buen tiempo. Los últimos 28 días antes de su muerte, los pasó internado en una clínica de Córdoba de un psiquiatra de apellido Sorrentino", señaló.

Explicó que él vivía solo porque se había separado de la madre de Graciela Alfano en 1955, cuando junto a su madre se mudaron a Buenos Aires. "Todos describen a Carmelo como una muy buena persona, servicial y con participación ciudadana", afirmó.

Vidal afirmó que vio fotos y que Carmelo no murió de un tiro en la cabeza, como afirmó su hija en televisión, sino de un disparo en el corazón. "Yo vi fotos. Tenía una pistola de doble caño y un solo tiro bastó", describió.

¿Querés conocer la historia completa? ¡Escuchá el audio adjunto!

En esta nota: #policiales

2